4 pasos sencillos para iniciar una relación con Dios:

1. Cree en Jesucristo:

Jesús tomó la forma de un ser humano para que pudieras relacionarte con Él.

Este evangelio del Hijo de Dios, Jesucristo nuestro Señor, quien vino como un bebé, nació en el linaje de la familia real del Rey David; y fue levantado de la muerte para probar que Él era el poderoso Hijo de Dios, con la naturaleza de Dios en sí mismo". (Romanos 1:3-4 LB)

Murió por tus pecados, para que así no lo tuvieras que hacer tú.

"Porque ante todo les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras…" (1ª Corintios 15:2-4 NVI)

2. Acepta su salvación:

Es un regalo, no hay nada que puedas hacer para ganártelo.

"Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte. (Efesios 2:8-9 NVI)

3. Arrepiéntete, es por fe:

Arrepentirse consiste en entregar el control de tu vida hacia Dios y confiar que Jesús te aceptará, perdonará tus pecados y transformará tu vida para que seas quien Él pensó que fueras cuando te creó.

"De hecho, en el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin, tal como está escrito: «El justo vivirá por la fe.»" (Romanos 1:17 (NVI)

4.Reconcíliate con Él y hazlo tu Señor:

Dios desea sinceramente iniciar una relación de toda la vida contigo.

"El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida. Les escribo estas cosas a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna". (1ª Juan 5:12-13)


Te sugerimos que hagas esta sencilla oración:

"Amado Dios, este día creo que enviaste a tu hijo Jesús a morir por mis pecados para que yo pudiera ser perdonado. Te pido perdón por cada falta que cometí, yo quiero vivir el resto de mi vida a la manera y en el camino que quieres para mí. Te pido que derrames tu Espíritu Santo dentro mi vida para guiarme y ayudarme. Gracias por escucharme, Amén".

Si hiciste esta oración y le has confiado tu vida a Dios, a través de Jesús, puedes estar seguro de lo siguiente:

  • * Tus pecados han sido perdonados.
  • * Has recibido vida eterna con Dios.
  • * Dios te adoptó como miembro en su familia.
  • * Tu vida se ha convertido en su habitación, ahora Él vive dentro de ti.
  • * Ahora serás capaz de experimentar el estilo de vida para la cual Dios te creó.

¡Felicidades! Hoy has tomado la mejor decisión de tu vida
¿Te interesa formar parte de un grupo de Amor y Amistad?